CLUB DE LECTURA TEMÁTICO

Viernes 19 de abril a las 18:30 horas, en el club de lectura temático. Los cuidados y los cuidadores.

Lectura recomendada:

"Elena sabe".  Claudia Piñeiro.

La trama de esta novela sigue la historia de Elena, una mujer anciana que padece Parkinson y que emprende un viaje a través del “Gran Buenos Aires” para encontrar a una mujer que tal vez podía ayudarle a esclarecer la verdad tras la muerte de su hija Rita.

Un penoso viaje de los suburbios a la capital y una conversación reveladora guían la trama de la novela, íntima y crítica.

Dos personas que se ven atrapadas en sus difíciles e implacables circunstancias nos interpelan sobre las situaciones del autocuidado, el cuidador y el receptor de los cuidados

 

 

CLASES DE PINTURA CON JULIO DÍAZ

STATEMENT

     Cimentar la contemplativa y la reflexión como las armas más contundentes frente a la irrefrenable estandarización de los tiempos del consumo de la imagen, porque es desde ahí, desde la propia mirada donde todo claudica o convulsa como epifanía, donde el pulso con la realidad se entraña desde la visión crítica del ser que sabe elegir. Más que nunca urge alentar la mirada de lo que trasciende, lo que se fija ardientemente dentro de uno, el rastro de huellas de lo indeleble que nos conducen a la comprensión de lo que nos rodea, los que nos rodean, nos preceden y suceden. La mirada desde lo pictórico forja este tempo reflexivo para el entendimiento poético de lo cotidiano, dotándonos de la proporción y la perspectiva necesarias para hallar el sosiego en medio de lo trémulo. El lenguaje estético es la herencia imperecedera más transparente y fiable de los vestigios del ser humano, el arte siempre se ha comportado como un sismograma del pulso de los tiempos, adentrémonos sin reparos en su inmensidad y conozcamos de primera mano el cambio.

 

CLASE DE PINTURA

     En estas sesiones de dos horas, trataremos de desarrollar tanto ejercicios intensivos y de construcción persistente, prolongada, como ejercicios de impronta para fomentar la audacia y la capacidad de síntesis morfológica. Desde el natural (retrato, anatomía, bodegón-paisaje), la interpretación de obras de los grandes maestros, la fotografía o incluso composiciones de la propia invención, daremos prioridad al despliegue de un lenguaje íntimo, en el que abordaremos los fundamentos académicos, pero también aprenderemos a cuándo se nos hará necesario obviarlos.

No se requerirá experiencia previa en los campos de la plástica, en orden a que se incentivará el aprendizaje común en todo momento, la disciplina así lo precisa, se aprende de la acertada factura pictórica, pero también de la que aparentemente no lo es.

En cuanto a los materiales, a cada alumno se le facilitará una paleta, un caballete de sobremesa y la pintura acrílica para abordar cada sesión. Deberán traer a clase su propio kit de pinceles (se recomendarán los más apropiados y dónde se pueden hacer con ellos) y una libreta A3 con papel de alto gramaje, que también se les especificará.

Se recomienda hacerse con una bata o mandil para evitar el estropicio de indumentaria, o bien se piense en relegar algunos atuendos a “ropa de taller”.

Cuando se concrete el día y la hora de la clase, se informará a todos los interesados. La tarifa será de 32€ al mes en caso de ser socio del Ateneo, 52€ al mes en caso de no serlo, teniendo la opción de convertirse en socio del mismo, rellenando un formulario que se les facilitará en el preciso instante que decidan apuntarse a las clases y abonando la cuota de 12€ al mes que ello conlleva. Así mismo se está barajando la posibilidad de, a modo de matrícula y como símbolo de compromiso para el buen uso del material común que se facilitará desde el comienzo, de la aportación una vez por curso académico de 10€ para amortiguar el gasto particular del profesor en estos. El compromiso económico se adquiere mes a mes, esto quiere decir que el mes que no se asista, no se abona en el caso de la clase de pintura, no así en la cuota del Ateneo. No se contempla la opción de reducir o adecuar la tarifa mensual a asistencias personalizadas como dos días al mes o clases esporádicas.

El profesor en la clase de pintura alentará y velará por un ambiente cordial, sosegado y donde prime el compañerismo, reservándose siempre en última estancia la decisión de expulsar del grupo a la persona que atente contra estos principios. Cualquier cuestión que pudiera ser mejorada en esta propuesta será bienvenida y tenida en cuenta.

A continuación, muestro el prototipo de cartel que hemos utilizado hasta el momento, esta vez con una posible propuesta para la inminente promoción de las clases. La obra que lo protagoniza es un ejercicio realizado por el propio profesor en el contexto de los ejercicios que desarrolla habitualmente en sus clases de pintura, en este caso se trata de una interpretación a partir de un estudio de “Cabeza de pescador” del artista Joaquín Sorolla. De igual manera, cualquier sugerencia que aparezca será bien recibida.

Saludos,
Julio Díaz

 

 

 

s2Member®