Políticas sociales del envejecimiento en Extremadura y Alentejo

El grupo de investigación formado por investigadores delas universidades de Extremadura y Evora, presentó el 6 de noviembre el resultado de sus trabajos sobre las políticas sociales del envejecimiento en las regiones de Extremadura y Alentejo.
La investigación sobre la jerarquía de necesidades de la tercera edad, proporciona un marco para guiar a los investigadores, diseñadores e ingenieros en su esfuerzo por buscar soluciones que ayuden a los adultos mayores a envejecer con dignidad y valoración personal. Realidades cotidianas pueden crear barreras para su desenvolvimiento sin trabas: Vivienda y actividades diarias, comunicación y gobernanza, salud y autoestima, movilidad y transporte y trabajo y ocio. Todos los dominios vivos serán en algún momento un desafío para la vida cotidiana de los adultos mayores.
Las políticas de envejecimiento deben desarrollar realidades que minimicen estas trabas y favorezcan un entorno adecuado para los ancianos.
En la presentación de estos trabajos, intervino Manuela Carmena con una ponenciaen la que  llamó la atención sobre el fenómeno social y político que está determinando también las políticas públicas a la hora de abordar el proceso vital que se inicia tras la jubilación laboral: el “Edadismo”, como ella misma lo calificó, es una nueva forma de discriminación que aparta a un sector cada vez más importante de nuestra sociedad de las tareas de emprendimiento sin otra justificación que el haber cumplido años. Para Manuela Carmena tras la jubilación laboral se abre un nuevo período vital en el que nuestro cerebro sigue creciendo y madurando, lo que supone una base material que nos permite imprimir a nuestra vida un giro en el que cabe la implementación de proyectos creativos vitales para nuestra felicidad y realización personal. Las políticas públicas deben facilitar ese sesgo eliminando los obstáculos legales que impiden que tanto los trabajadores manuales como intelectuales puedan seguir aportando a la sociedad su experiencia y su creatividad, incluso recibiendo una compensación económica por ello. Ella misma pudo comprobar en su etapa como alcaldesa de Madrid las dificultades legales y sociales para llevar a la práctica esta política. 

 

s2Member®