Resumen de los acuerdos tomados en la última Asamblea General del Ateneo de Cáceres

AteneoLogo800

Estimados socios.

Como ya saben, el día 16 de junio se reunió la Asamblea General de socios del Ateneo. La trascendencia de esta reunión era tal, que dependiendo de las resoluciones adoptadas, y de los resultado reales que de estas se deriven, está en juego la viabilidad del Ateneo y de lo que representa como motor cultural de nuestra ciudad.

La exposición que hicieron el presidente y la tesorera se puede resumir en dos hechos muy concretos que paso a resumir a rasgos generales.

Desde hace cinco años, y redondeando las cifras, vienen ingresándose entre cuotas de los socios (17.000€) y la subvención de la Diputación de Cáceres para el premio de pintura (4.000€) una cifra que ronda los 21.000€ anuales, mientras que los gastos del Ateneo pueden resumirse en 4 apartados, siendo el alquiler de la sede el más importante (12.000€), la segunda partida en importancia es la de gastos de personal (7.500€), le sigue el premio de pintura (4.000€) y la de otros gastos (2.500€) que incluyen teléfono, consumibles, reparaciones ... etc, es decir, unos gastos de unos 26.000€. Por supuesto un desglose detallado y exacto puede solicitarse en la sede del Ateneo donde se pondrá a su disposición con sumo gusto.

Estas cifras vienen arrojando un déficit anual de unos 5.000€, que ha sido corregido mediante aportaciones altruistas de algunos socios comprometidos, principalmente de nuestro presidente, Javier Domínguez Bayón, que ha puesto de su bolsillo la práctica totalidad de esa cantidad cada uno de los cinco últimos años .

No podemos dejar de mencionar, ya que de altruismo se trata, las donaciones de otros socios en bienes de la más diversa índole (como el piano del Ateneo donado por Juani Ollero).

En cualquier caso, si pretendemos un Ateneo fuerte, con capacidad de poner en marcha iniciativas ilusionantes, que siga siendo un referente cultural en la ciudad de Cáceres, y que nos siga dando un lugar donde saciar nuestras inquietudes intelectuales, nos vemos en la obligación de buscar una fórmula que asegure la autonomía y continuidad de nuestra institución. Con la vista puesta en esa meta, en la Asamblea General se propusieron tres alternativas que se sometieron a votación. Las tres pasan por aumentar las aportaciones de los socios hasta un punto que equilibren las cuentas del Ateneo. Estas tres alternativas fueron las siguientes:

A) Modificar la cuota de los socios numerarios (aquellos que en las unidades familiares venían pagando los 50€ anuales), quedando esta fijada en 9€ mensuales (salvo el mes de agosto en el que no se pasará cuota alguna). Los demás socios que formen parte de su unidad familiar seguirán haciendo un pago único de 25€ o de 15€, según corresponda.

B) Modificar la cuota de los socios numerarios (aquellos que en las unidades familiares venían pagando los 50€ anuales), quedando esta fijada en 25€ trimestrales. Los demás socios que formen parte de su unidad familiar seguirán haciendo un pago único de 25€.

C) Establecer una derrama de 50€ en el mes de julio para los socios numerarios, que debería seguirse prorrogando en sucesivas asambleas mientras fuera necesario. Esta derrama sería independiente de las cuotas semestrales, que continuarían pasándose al cobro como hasta ahora. Los demás socios que formen parte de su unidad familiar estarían exentos de la derrama.

Tras la votación de las propuestas, se decidió por abrumadora mayoría la opción A), por lo que a partir del mes de julio se pasará al cobro el primer recibo.

Por otro lado, se está estudiando cambiar la figura jurídica del Ateneo para que las cuotas puedan ser desgravadas en la declaración de la renta.

La ética en las finanzas globales y los paraísos fiscales

ChoiseulEl jueves 28 de abril a las 20:00 nos visitará en el Ateneo el profesor Eduardo Olier, presidente del Instituto Choiseul para la Política Internacional y Geoeconomía. Ha sido, entre otros cargos empresariales, director de programas tecnológicos en la Agencia Espacial Europea (Holanda) y ha ocupado puestos directivos en Repsol y el Grupo Industrial BBV-Iberdrola.

Los estados no son islas y la evolución de la economía debe estudiarse desde una perspectiva global.

Bajo el titulo; “La ética en las finanzas globales y los paraísos fiscales” el profesor Olier impartirá un par de conferencias en el Ateneo y en la Universidad.

La iniciativa parte un grupo de profesores de la Universidad de Extremadura en colaboración con el Seminario de “Empresa y Humanismo” de la Universidad de Navarra con el objetivo de hacer entender que la ética necesaria en el mundo de la finanzas globales.

De hecho el profesor Olier en la introducción del libro “La Codicia Financiera” parte de la doble problemática desde un punto de vista ético: la codicia —el afán excesivo de riquezas, como se define en español— no es algo que, en el fondo, esté mal visto. Ese deseo de adquirir o poseer, en lo material, más de lo que uno necesita o merece, no es en absoluto negativo. Y es que la codicia, al igual que la avaricia —que viene a ser lo mismo pero con el deseo de atesorar—, son términos que están en desuso. Y segundo lugar, la desafecta corrupción, conlleva en la práctica de las democracias avanzadas, a comportamientos en donde los corruptos quedan exonerados de lo que se entiende como castigo político. Un castigo que se reduce, normalmente, a «perder el poder», para volver a alcanzarlo cuando las aguas se hayan calmado.

Estas actitudes son difíciles de defender en el aula por los profesores, cuando el contenido de la clase gira alrededor del el pago de impuestos, justificación de facturas, emisión de informes a la Administración, elaboración de un balance, justificaciones de gastos, etc. ¿Y que pasa ahora con todos aquellos que han abierto una empresa en Panamá pero operan en países donde ahorran una gran cantidad de impuestos?

Todas estas noticias que a diario saltan en los medios de comunicación nos llevaron a pensar que ya no es suficiente impartir "la técnica" en asignaturas de contabilidad, finanzas, empresa, economía dejando a una lado "las razones ética" que deben estar presente en todo buen ciudadano para evitar enriquecerse fraudulentamente.

Parece a veces que no son necesarias las líneas rojas que marca la Ley, en la que entre entre 2013/2014 hubo más de 4.000 sentencias condenatorias sobre aspectos relacionados con “la empresa”, entre ellos: “enriquecimiento fraudulento en la empresa” (271), "uso de informaciones públicas para fines privados" (556); "explotación laboral", (1.133); "manipulación de balances" (595); "informaciones económicas sesgadas" (1.026); "estrategias de evasión de impuestos" (97); "evasión de capitales" (159); “falsedades fiscales y documentales” (1.343), “competencia desleal” (1.017), etc.

Es necesario algo más, y para eso en las aulas de la Universidad argumentamos que el desarrollo de buenas prácticas la empresa tiene efectos positivos no solo para el clima laboral, sino también para la cuenta de resultados de la empresa.

¿Se imaginan ustedes las multas a las que tienen que hacer frente las empresas que han defraudado?, ¿Es posible seguir operando como empresa cuando has sido señalada como empresa que ha defraudado? ¿Hay una pérdida de confianza de los clientes y de los empleados? Todos interrogantes son revelados por los profesores en las aulas para construir una conducta ética en las aulas argumentando el poqué “La codicia” y “la avaricia” fuera de la Ley lleva a situaciones como hemos actualmente estamos presenciando en los documentos extraídos en Panamá.

s2Member®