Etimologías

CARTEL PRESENTACIÓN JUANEl próximo jueves, 11 de febrero a las 19:00, Juan Verde Asorey presentará el libro "La palabra y su imagen", escrito en colaboración con Manuel Malillos Rodríguez, en el que nos cuenta la historia de 101 palabras, sus orígenes y evolución a través del lenguaje y la historia y su reflejo en las imágenes que evocan.

"¿Sabías que:
la palabra cínico surgió de la observación de los perros callejeros, que ilusión proviene de  juego, que hombre indica 'el que mira, camina y calcula lo que todavía no ve, mientras avanza', o que la imagen del alma es la brisa?"

Esperamos que sea del agrado de todos y le deseamos mucho éxito.

Joaquín Araújo, Presentación de libro

AraujoEl próximo día 14 a las 20:00 Joaquín Araújo nos presentará su libro "El placer de contemplar"

El templo de la vida, la naturaleza que nos rodea, es para Joaquín el espectáculo que no debe dejarse de disfrutar mediante la contemplación. Abrir el alma y los sentidos a la naturaleza es la propuesta que nos hace a través de un libro que, de forma poética, nos hace de interprete de aquello que aprehendemos con nuestros sentidos para poder aprender de su significado y lo que implica en nuestra existencia. Si un paisaje no se vive es un paisaje muerto.

 

Los Beneficios del Coaching

ECOIEl martes 29 de septiembre, el director de la escuela de Coaching Integral Humberto Baras Bofil nos presentara su libro Sesiones de Coaching, también se dará a conocer de forma pública la Escuela de Coaching Integral de Cáceres y se dará una charla sobre "Los beneficios del Coaching"

 

[printfriendly]

Ezequiel Teodoro. Presentación de libros

El próximo día 1 de octubre a las 20:00, Ezequiel Teodoro presentará en la sala Publio Hurtado tres de sus obras.


El manuscrito de Avicena
El manuscrito de Avicena
Corrupción en España: Los Trapos Sucios
Los Trapos Sucios
Cuaderno Negro
Cuaderno Negro

 

Ezequiel Teodoro publicó su primera novela, El manuscrito de Avicena, en abril de 2011. Nadie podía adivinar en aquel momento —ni siquiera el propio autor, periodista de profesión y escritor por vocación— que acabaría vendiendo más de 13.000 ejemplares y se situaría entre las 10 libros electrónicos más vendidos en España en 2013. Pero así fue. Tal vez gracias a su intensa actividad en las redes sociales o a causa de las numerosas presentaciones con las que se prodigó en una gira por una veintena de ciudades de España. Quizá por el apoyo que le ofreció El Corte Inglés, al diseñar para él la campaña El autor ante su libro y permitirle promocionarse en una decena de sus tiendas. El caso es que las ventas de la primera novela de este escritor ceutí han superado todas las expectativas, situándole como una promesa de futuro en el género de las novelas de aventuras e intriga.

La editorial Última línea le publicó en 2014 su segundo trabajo, Cuaderno negro: complot contra Franco.

Y en 2015 la editorial Corre la voz ha publicado su último trabajo, el ensayo Corrupción en España, Los trapos sucios.

[printfriendly]


 

Un juego de Juan Verde Asorey

Portada-TravesiasdelpensarUn juego de Juan Verde Asorey en la presentación del libro TRAVESÍA DEL PENSAR el pasado 25 de septiembre.

Justicia y orden alfabético.

El Ateneo de Cáceres acaba de publicar el libro  Travesía del pensar. En su índice figuran 14 autores  con sus correspondientes artículos (y un Prólogo). En la presentación, el Presidente del Ateneo dudaba por dónde empezar, dado que estábamos presentes cuatro de los autores.  Yo, a su lado, y siendo el último, le induje a que empezara por el final. Y fue así como lo hizo.
Como el público se había percatado de mi influencia, consideré que debía explicarlo en mi intervención.
Después de saludar y felicitar al Presidente por la edición, y a los presentes por asistir a cosas tan ‘inútiles’ (según el concepto ordinario de utilidad), después  de reprender al Ministro de Educación por su menosprecio de la Filosofía en la enseñanza, y después de insinuar el tradicional modo deficiente en que, al parecer, se enseña esta materia en España (aparecen ministros ‘así’),  intenté exponer al público por qué me parecía más justo que se empezara por el final.
La justicia no debe depender del azar o de la suerte. ¿Todos de acuerdo? Silencio. Pero tener una letra u otra en el apellido o en el nombre, casi nunca depende de una decisión consciente y libre de quien se llama de un modo u otro, por consiguiente no es de su responsabilidad, y por tanto, no debe influir en sus merecimientos. Suponiendo que hablar antes o después tuviera unas consecuencias de valor diferentes, no parece justo que se haya decidido este orden por ese procedimiento. Y dado que yo había sido relegado al último lugar por puro azar alfabético, lo que implicaba que la gente ‘ordenada’ probablemente no me iba a leer, consideré que se me debería resarcir un poco invirtiendo aquel orden, siquiera ante el selecto, pero no excesivo, número de asistentes al acto.
Es muy probable que les hubiera parecido poco justo a los de la parte central de la lista. Quizás hubieran preferido proceder a una intervención mediante sorteo simple. Pero, claro, un sorteo normal en nada se diferenciaría del azar alfabético, dado que, de salida, ninguno de los componentes de esa lista tenía más ventaja por el hecho de haber sido utilizado ese criterio. No sería igual si el mismo grupo participara en cosas semejantes varias veces. En este caso, habría que idear un procedimiento en el que todos tuvieran las mismas oportunidades. Lo que exigiría disponer siquiera de 14 ocasiones iguales.
Pero aun dándose las 14 oportunidades, alguien podría pensar que no serían idénticas, porque podrían variar los temas tratados y su interés social, con lo que el número de oyentes o de lectores podría variar, con el consiguiente perjuicio para el escritor, no sólo desde el punto de vista económico (situaciones semejantes, pero ya con ánimo de lucro), sino, sobre todo, por la mengua (merma) de reconocimiento, con sus indeseables consecuencias psicológicas para las ilusiones propias del oficio del escritor.
Considerando todos estos pormenores, he llegado a la conclusión de que, en situaciones de esta clase, uno de los procedimientos más justos, por equitativo, es el orden alfabético, basado en el refrán que dice: A quien Dios se la diere, San Pedro se la bendiga (El Quijote II, 64).
s2Member®